Lecturas en Fuga: Amador

En esta nueva entrega de Lecturas en Fuga, sección en la cual publicamos figuras locales que se dediquen al oficio de escribir, invitamos al joven escritor Amador a compartir una muestra de su trabajo poético.

Nacido en la Araucanía, ha vivido la mayor parte de su vida en La Serena. Le gustan los buses, las señoras, los perros y ver el interior de las casas desde afuera. Una vez el Vicho le regaló una libreta de México (hace como 7 años) y ahí cachó que escribir era algo necesario. No ha parado -tanto- desde que partió. Le gusta escribir del mar, a veces de las plantas. Abusa de los conectores y sus poemas suelen empezar con «Y», o tener muchas. Estudia Arte en una ciudad donde los colectivos son terrible caros. Trata de mezclar su carrera con la poesía constantemente. Ha llorado con todos los Santiago en 100 palabras -shame- y sus películas favoritas son musicales (Rocky Horror y Cabaret, pa que las vean).

En esta ocasión Amador nos comparte tres poemas inéditos, los cuales nos invitan a seguir leyendo más de su obra en lo sucesivo.

IMG_20161206_030842

 

I.

El mar que quieran, dicen por ahí

cuál era el mío

no me engañan con sus cuentos de carretera, la playa es lo más lindo de las historias

y si es profunda mejor

 

Retomo, el mar que quieran

pienso un poco en los jóvenes, a ellos les gusta sentarse en la arena

¡la quiero toda! -total- caminar sin avanzar es un panorama recurrente

 

ahora, el Agua

siempre me han dicho que es salada

que no la beba

pero hoy tengo tanta sed

 

 

II.

una luz en el pecho que no se apaga

una cruz en la espalda por todo lo que es caído

 

la maceta llena de tierra

sembrada

y dejada florecer

 

el puño apretado que sostiene la papa

el corazón que late bajo tierra

 

el carbón quemando los pies

soltando la danza

el abrazo

el correr

 

si es que hace falta

 

 

III.

Yo sé, sé la verdad

Sé que es una madre para quienes la tienen

Comprendo de un cariño y la protección

Conozco del apoyo colapsado, el amor sesgado

 

Mi madre, mi amor

 

Quién eres por parirme

Respeto irracional que tenerte debo por vida darme -vida quitarme-

Pues si te debo la vida -mi vida- te debo poco

 

Cómo pagarte

Cómo abortarme 19 años tarde

Para abrocharme a la cintura la marca del malparío

Y con ella conocerte como mujer

Para darme cuenta de que no te quiero

Solo te debo

 

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *