Denuncian abandono y ausencia de agua que afecta a campamentos de La Serena en plena pandemia.

Distintas organizaciones sociales y populares que tejen redes de solidaridad en contexto de pandemia, han denunciado la situación de los campamentos: «La Varilla», «Desierto Florido», «Añañuca», «La Higuera», «Comunidad Diaguita», entre otros, ubicados detrás del cementerio de Las Compañías, en la ciudad de La Serena.

A través de Radio Popular La Revuelta se recibe el testimonio de Doris Araya, dirigente diaguita que vive en el territorio, quien señala que se les habría cortado el agua desde el inicio de la pandemia: «la situación es terrible, desde que empezó la pandemia nos cortaron el agua. Y la poca agua que hay, tenemos que comprarla (…) Estamos esperando respuesta, aquí se necesita cualquier clase de ayuda.

Esta es la pandemia del hambre, del piojo, la pulga, la de la mugre. Aquí falta shampoo, pasta de dientes, los cepillos de dientes. Acá en este campamento falta de todo. Hay mamitas solas con 5 hijos y niños que, con suerte, en el día se comen un pancito y una taza de té.

No es justo el gobierno, no es justo Sr. Alcalde Roberto Jacob. No es justo que usted tenga a la gente así. Si somos humanos, los niños necesitan comer, necesitan el agua, lo mínimo el agua. (…) ayer estuve reunida con 17 viejitos que están pasando hambre que no pueden salir de sus casas.

Cuando uno los escucha a las autoridades y salen en la tele, cuando dicen: sean responsables, le vamos a sacar multa por andar si no tienen mascarilla, le sacamos multa por andar caminando, quédense encerrados. Es un abuso lo que hace el gobierno con la gente del pueblo»

La pandemia ha corrido el «tupido velo» de modelo capitalista, dejando expuesta la gran fragilidad de nuestra aparente estabilidad económica y permitiéndonos ver la situación de quienes padecen el modelo económico cotidianamente, viviendo al margen del espíritu emprendedor- aspiracional promovido como «pensamiento único» y escondidos de las cifras macroeconómicas con las que nos enredan día a día para convencernos de que estamos bien.

Es claro que existe una evidente responsabilidad política en estos hechos, donde se debe restituir de forma urgente el acceso de los pobladores y pobladoras al agua. Sin embargo hay otras necesidades que seguirán existiendo de forma paralela. Frente a ello, organizaciones feministas, asambleas territoriales y otros colectivos se encuentran articulando esfuerzos de solidaridad para acompañar la acción de los pobladores organizados en dignificar el horizonte de sus comunidades.

Para quienes deseen colaborar con la situación, pueden tomar contacto con la Asamblea Feminista o con la Asamblea Permanente de La Serena.

Los compañeros de Canal Jaramillo, compartieron este video donde aparecen pobladoras y pobladores de los campamentos afectados explicando los alcances concretos de esta trágica situación que afecta a familias completas, ancianos, pueblo diaguita, migrantes, niños y niñas. No permitamos que sus testimonios sean acallados por la cultura del silencio que refería el educador popular Paulo Freire, aquella que es resultado de la acción de las clases dominantes, para no permitirnos escuchar las distintas voces oprimidas, socavando toda posibilidad colectiva de transformación de una realidad opresora y desvinculada de la cultura de los sectores populares, pero que se nos hace ver y vivir como normal. Terminemos con todas las pandemias que nos matan, incluyendo la del COVID 19. Solo el pueblo ayuda al pueblo.

___________________________________________________________________________

Asamblea Feminista de La Serena: Actualmente se encuentran coordinando apoyo solidario a distintas familias en La Serena y Coquimbo

Asamblea Permanente de La Serena: Se encuentran desarrollando varias acciones de apoyo al pueblo. Contactos: mail asambleapermanente@gmail.com y mensajería WhatsApp +56 9 81361828

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *