En grave estado de salud se encuentran los “Presos Políticos Mapuche” que completan más de cien días en huelga de hambre por el “caso Iglesias”.

Un intenso llamado a la difusión y la acción realizan las organizaciones de la red de solidaridad por los “Presos Políticos Mapuche” vinculados al llamado “caso Iglesias”. 

El Lonko Alfredo Tralcal Coche y los hermanos Benito, Ariel y Pablo Trangol Galindo, llevan 104 días en huelga de hambre luego de comenzar su protesta frente una detención irregular y tras completar más de un año en prisión preventiva sin pruebas contundentes en su contra, siendo víctimas de la llamada “Ley Antiterrorista”, incluyendo la utilización de testigos sin rostro. Se les acusa del ataque incendiario contra un templo evangélico en la localidad de Padre Las Casas, del cual ellos se declaran inocentes. Cabe señalar que uno de ellos, Ariel Trangol, profesa la religión evangélica.

21731285_1703859949688115_2747932838183102002_n

El estado de salud de los huelguistas se ha agravado considerablemente, llegando a presentar según sus familiares: Pérdida de 20 kilos promedio en cada uno de ellos, mareo permanente, calambres, dolores de cabeza, pérdida de la orientación, depresión severa, hipertensión, desequilibrio, enlentecimiento, compromiso neurológico grave, dolores de espalda y dolor de pecho, además de agravar las enfermedades con las que ya contaban. Lo anterior, ha sido corroborado por el Colegio Médico, quienes afirmaron que “es insostenible una huelga de más días. Hay compromiso vital y de secuelas que son irreversibles y que es necesario evitar”.

Una absoluta indiferencia del Gobierno y el Ministerio del Interior frente a los intentos de la agrupación de familiares de los presos políticos mapuche para buscar diálogo, ha cerrado la puerta a sus demandas. El riesgo es inminente y las vocerías de los huelguistas han sido claras en afirmar que la única condición para bajar la huelga es un juicio justo y deponer la utilización de la Ley Antiterrorista.

La red de solidaridad y los familiares han desarrollado diversas acciones para difundir la situación actual de los presos y romper el cerco mediático e institucional, que incluyen mitines, campamentos fuera de la cárcel de Temuco, la toma de la Catedral de Cañete, una carta entregada al Presidente de la Corte Suprema Hugo Dolmestch y la toma de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), en Santiago. Ésta última fue violentamente desalojada hace unos días, con incidentes que incluyeron agresiones y disparos desde los funcionarios policiales. Actualmente se encuentra vigente un ultimátum al Gobierno de 48 horas para responder por las demandas.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos, la vocería de los presos caso “Iglesias”, la Red por la defensa de los Territorios, el Colegio Médico de Chile, familiares de los prisioneros, entre otros, alertan frente al actual riesgo vital de los huelguistas e invitan al Estado a intervenir frente a la tragedia que se tiene entre manos.


Videos tomados de El Desconcierto e Hispan TV respectivamente. Imágenes extraídas desde redes sociales con la finalidad de solidarizar en la difusión.

 

Deja un comentario