¿Cómo mirar a través de los ojos del género sin sentir que el mundo nos da vuelta?

lentes

La revuelta de ideas, creencias, costumbres, normas y todo eso se destruye al momento de comprender que hemos estado inmersas bajo una construcción cultural “impuesta”, sometidas, relegadas al espacio privado y quietecitas, desde ahí hemos tenido que construir y deconstruir…. Dando luchas externas, internas rompiendo con nuestros propios miedos y enfrentándonos a ellos, descubriendo que hay un mundo más allá, allá afuera de toda la mierda que “significa ser mujer” y no cualquier mujer, sino que esa… la de bien, la preocupada, la que se arregla, la que atiende al marido, la que cuida a lxs hijxs, la que se casa con vestido blanco y re jurando que es para toda la vida.

Romper con esos cánones es casi un pecado, pasamos a ser las locas, las despreocupadas, las feministas satanizadas…. Y lamentablemente esta construcción cultural tan arraigada nos hace pensar, nos cuestionamos, decaemos y yo me pregunto ¿qué hacemos? Damos la pelea y seguimos generando espacios de crecimiento o frente a la adversidad, nos detenemos y al igual que lxs demás creemos que perdemos el tiempo, bajamos los brazos y seguimos siendo cómplices de tan aberrante verdad, “eres mujer y te debes comportar”.

Antes de mirar a través del género sentía extraño, algo había que no cuadraba, diferencias marcadas por el solo hecho de ser mujer, por tener vagina y no pene, sin embargo me obligaba a pensar, es porque soy loca, despreocupada o feminista satanizada!!!!!! Y me conformaba diciéndome a mí misma ya pasará es cosa de la edad, falta de madurez…

Y no, hoy a mis 32 años comparto caminos similares con “otras locas”, cruzamos historias, sentimientos, ideas, no estamos exentas de los vaivenes socioculturales del género, sin embargo, estamos juntas en convicción y compromiso, en acuerdos y desacuerdos, pero marcadas por querer ser parte de las luchadoras que quieren reivindicar lo hermoso de ser mujer, lo hermoso de mantener relaciones sin diferencias, lo hermoso de compartir con los otros y las otras este legado de mirar a través de los ojo del género.

Andrea Barraza Curten

Corporación Equidad

Deja un comentario